Páginas vistas en total

miércoles, 12 de enero de 2011

Pastor











Napol Eón

Blessingway

Sí, la imagen podría pertenecer al pasado más lejano. Sin embargo, las cosas han cambiado. (Tampoco mucho, eh!). Para protegerse de los calores agostizos -y ante la falta de un riachuelo y la cómplice sombra de un tamujal- el zagal echa mano del paraguas, y en lugar de zurrón, una mochila de marca. ¿Llevará teléfono móvil, Napol Eón?...¿Tendrá cobertura?...

Joseph Ine
De la mañana a la noche, el pastor vive una vida adaptada a su rebaño: Todo su afán, concentrado en él. Siempre cariñoso, vigilante, conocedor. Siempre en busca de nuevos pastos. Hasta que finalice la buena estación, y el aprisco los proteja de nuevo. Apacible imagen nos ha regalado hoy, Napol Eón. Gracias.

Napol Eón
Qué perspicacia la suya, miss Blessingway. Ciertamente: El zagal, ilustrado y con estudios universitarios, guarda en su mochila un terminal móvil de los llamados de tercera generación. En el cual dispone de los mapas de Google para no perderse, de música para distraerse y hasta de conexión a Internet. ¡Fíjese usted!
Y creo, que incluso tiene algún mecanismo para controlar a las ovejas.
El suyo es un oficio muy antiguo, pero hoy se realiza empleando métodos muy actuales.
Muchas gracias por fijarse, miss Blessingway.
Efectivamente, Joseph Ine. Un trabajo que requiere estar siempre en busca de nuevos pastos. Aunque estas ovejas vuelven cada noche a su aprisco.
Amables palabras las suyas, apreciada Joseph Ine Muchas gracias.

Blessingway
Carayu! que diría mi amiga Merchiña... ¡Cómo ha progresado el progreso! Mire, pues, me alegro por el zagal. :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario