Páginas vistas en total

sábado, 29 de enero de 2011

Viejo roble
















Napol Eón

Lo he pensado durante un tiempo y finalmente he decidido
quedarme aquí, cerca de este viejo roble amputado,
con el que a menudo mantengo animada conversación.

Al final del verano volveré al Elís Eo y prepararé el equipo
para la próxima salida de campo, en la que espero contar,
apreciada señora Joseph Ine, con su estimable y generosa colaboración.

Y ahora, como no quiero despedirme a la francesa,
desde aquí le deseo a usted y a todos lo que esto lean,
un feliz y calido verano.

Au Revoir

Joseph Ine
Soy su edecán, usted me concedió ese honor, y espero seguir colaborándole al final del verano. Gracias.
Feliz y apacible verano también para usted, mi estimado Napol Eón.

Au Revoir.

Napol Eón
Es usted muy amable, madame Joseph Ine. Será para mí un placer disponer de su ayuda y colaboración. Le quedo muy agradecido por ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario