Páginas vistas en total

domingo, 19 de septiembre de 2010

Iglesia de Santiago. Dedicada a miss Blessingway
















Napol Eón
Esta iglesia de Santiago, en la que ya no se ofician misas, puesto que se ha convertido en un museo, en el que se guardan un sinfín de esculturas, pinturas, útiles eclesiales,… Y naturalmente esculturas y dos cuadros representando a Santiago peregrino.
Se puede recorrer libremente y quien lo desee puede ascender a la torre y desde allí, sin que ningún obstáculo nos estorbe, fotografiar los alrededores de la población.
Al poco de hacer esta foto me informa mi edecán, que la iglesia fue destruida por un incendio provocado por los vecinos del pueblo, para evitar que las tropas de Napoleón ocuparan el templo como cuartel.
Ante tal conocimiento decido salir por piernas de este lugar antes que decidan, esta vez, quemar a Napol Eón.


Blessingway
Joooooo, yo también tengo esta misma imagen, Napol Eón, pero no me quedó así de bien, ¡con el detalle del macetero y todo! :( Bueno, pues le digo que gracias de nuevo, que ese sitio me gustó muchísimo y que mañana subo una de esa misma plaza, especialmente para Su Excelencia. ( Don Napol Eón, aquí entre nos: Usted me mima demasiado; ¿Se irá a poner celosa madame Joseph Ine?... Mire que no quiero encontrármela por ahí y que me jale los pelos, eh!)

Napol Eón
¡Por Dios! Miss Blessingway, no me trate de excelencia, que voy de incógnito. Yo, simplemente correspondo a sus dedicatorias, usted me dedica la espadaña del albergue de peregrinos con cigüeñas incluidas, y yo correspondo con la iglesia de Santiago. Que lo cortes no quita lo caliente. ¿O es lo valiente?
Me dice Joseph Ine, que no debe temer nada de ella. Usted le parece una mujer muy simpática y siempre de buen humor. Y celebra mucho poder ver sus fotografías. Y yo ya estoy impaciente por ver mañana, su iglesia de Santiago.

Joseph Ine
¡Mire que apuntarle con los cañones y quemar su cuartel general! ¡Con los apuesto, gallardo y buen estratega que es Usted! Es que... ¿Quién más que mi Napol Eón, luciría con mayor galanura el sombrero de paño de dos picos con su escarapela tricolor? ¿Eh...?


Napol Eón
Tiene razón querida Joseph Ine. Yo siempre lo he llevado bien puesto, pero algunas gentes no entienden de galanuras ni elegancias y, sin embargo, son capaces de apuntar con sus cañones a la tropa y quemar sus iglesias, unicamente para hacer daño al prójimo.
¡Dónde vamos a llegar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario