Páginas vistas en total

sábado, 29 de enero de 2011

La Cruz de Magdalena















Napol Eón

Blessingway
"En las cimas, Dios se vela tras la roca o tras la nube; Aquí puedes hablarle sin que nada se interponga entre los dos; en las ásperas montañas, hasta Dios el hombre sube; solamente en las llanuras, hasta el hombre baja Dios."
(Emilio Ferrari)
Preciosa.

ama
Muy buena mención Bless la de Emilio Ferrari. La imagen tiene una gran fuerza, en el camino de la vida muchas veces se pierden fuerzas y en otras se refuerzan pero a medida que caminamos los pasos son mas fuertes y firmes pues aun sin saber a donde nos lleva ese camino, si que sabemos lo que queremos y cada paso se hace mas en una propia convicción. Gracias y saludos cordiales. ama

Napol Eón
Agradezco vuestras palabras que me han emocionado.
Gracias por deteneros en esta imagen.

Las águilas vuelan bajo en la meseta











Napol Eón

Blessingway
Ya te dije: Es que las llanuras son privilegiadas. :) El águila es un ave magnífica. Elegante, majestuosa...y la más simbólica de las aves desde las primeras civilizaciones hasta hoy. ¡Todo un privilegio poder admirar a ese jinete de las nubes desde la mismísima llanura! Bonita foto, Napoleón. La torre está restaurada, pero el resto parece un poco abandonado. Si te parece, nos dices dónde es.

Napol Eón
Muchas gracias, Blessingway.
Eres muy amable y me alegra que te guste la foto.
Este edificio se conoce con el nombre de Iglesia de S. Juan. Construido a partir del s. XV. Queda en pie su torre, la sacristía y el pórtico de entrada. En el edificio se está realizando a una importante restauración.
La propiedad es del Ayuntamiento y una vez terminada la restauración se utilizará como centro Cultural.
Este pueblo es el lugar de nacimiento del autor de esta copla: “Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte contemplando cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte tan callando,...”
Dejo información para quien tenga interés en conocer algo más de este lugar.

Blessingway
Gracias, Napoleón. Esos versos son extraordinarios. Te dejo otros, aunque mucho anteriores a la época de Jorge Manrique, seguro que él los conocía. Del capítulo 1 del Eclesiastés: ¡Vanidad de vanidades! , ¡vanidad de vanidades, todo vanidad! ¿Qué saca el hombre de toda la fatiga con que se afana bajo el sol? Una generación va, otra generación viene; pero la tierra para siempre permanece. Sale el sol y el sol se pone; corre hacia su lugar y allí vuelve a salir. Sopla hacia el sur el viento y gira hacia el norte; gira que te gira sigue el viento y vuelve el viento a girar. Todos los ríos van al mar y el mar nunca se llena; al lugar donde los ríos van, allá vuelven a fluir. Todas las cosas dan fastidio. Nadie puede decir que no se cansa el ojo de ver ni el oído de oír. Lo que fue, eso será; lo que se hizo, eso se hará. Nada nuevo hay bajo el sol...
Buen día de jueves para todos.

En la montaña











Napol Eón

Joseph Ine
Napol Eón, usted corretea por sitios muy bonitos. ¿No precisará una edecán por casualidad?...

Napol Eón
Pues sería de agradecer y de gran ayuda. Porque entre trípodes, óptica, filtros, fotómetro, medición de la luz y otras zarandajas, su asistencia sería muy útil. Puesto que a veces, con tantos aparatos y parámetros a tener en cuenta, me complico un poco en el momento de la toma. Y además, sería bueno también, poder conversar con alguien mientras uno va de aquí para allá. De un sitio a otro.
O sea: Que sí, Joseph Ine.
Gracias.

Joseph Ine
¡Oh, qué honor!. ¡Gracias a usted, Napol Eón!. No se preocupe que yo le sostengo el trípode, la botella del agua, y todos los aparatos que le hagan falta. Converso con usted del tiempo, de economía, de música o del cualquier tema baladí: Lo importante es no sentirse solo en esas llanuras... O montañas... Quedo a la espera nomás.

Napol Eón
Estimada señora: Le agradezco infinito su interés; y en la próxima salida de campo, espero contar con su estimable ayuda y colaboración.
Poder conversar placidamente con usted, sobre los temas que surjan, será para mi un gran placer.
Muchas gracias, Joseph Ine

Crepúsculo vespertino
















Napol Eón

maricarmen
Muy bonita !!... Me gustaría saber dónde la hiciste y si usaste filtro, ya que me han dicho que si sigo haciendo fotos directas al sol y sin filtro, estropearé la cámara. Un saludo.

Napol Eón
El lugar es un monte al norte de la Meseta Castellana y la foto está tomada con la precaución que el motivo oculte parcialmente el sol.
En la cámara tengo un filtro UV (ultravioleta), es transparente a la luz visible y lo llevo principalmente para proteger la lente de posibles arañazos, aunque su función es absorber las radiaciones ultravioleta.
Con una cámara réflex, enfocar directamente al sol, puede ser peligroso para el sensor, cuando la exposición es larga (varios segundos), puesto que el objetivo se comporta como una lupa y concentra en un punto la energía solar.
Con las compactas no existe la posibilidad de tomas largar, al menos que yo conozca. Así que con ellas no hay peligro, puesto que la obtención de una fotografía se realiza en una fracción muy pequeñas de segundo.
Gracias por fijarte, maricarmen.
Un saludo.

Joseph Ine
Son los últimos momentos de intimidad de ese día; entre la Luz, la Tierra y el Aire. Y tú, tu cámara y el filtro de tu cámara, estaban en ese monte, en la meseta norte, para plasmarlo.
Gracias por compartirlo.

Napol Eón
Gracias a ti, Joseph Ine, por tus palabras y tu amabilidad.

Entre montañas











Napol Eón

Joseph Ine (preguntona)
¿Dónde podemos encontrar esas montañas, Napol Eón?. Se trata de un embalse, ¿Cuál?. ¿Cómo consigue esos colores tan bonitos en sus fotos?...

Napol Eón
Son las estribaciones de la cordillera Cantábrica, el núcleo urbano es Alba de los Cardaños y el embalse el de Camporredondo.
¿Los colores…? No hice nada especial. La imagen original está tomada en diapositiva Kodak Ektachrome y posteriormente digitalizada para poder mostrarla en este lugar. No le preocupe preguntar, Joseph Ine. Quien pregunta, demuestra su interés.
Gracias por ello.
Dejo aquí información sobre el lugar.

En algún lugar de la meseta










Napol Eón


Blessingway
Un paisaje tan austero y sin embargo... ¡qué tónico ambiente, qué serena atmósfera sobre esa tostada llanura!.

ama
Un paisaje que invita a coger el pincel y reflejar su fuerza en un lienzo. Un saludo...

Napol Eón
Gracias por vuestras agradables palabras que ponen el “condimento” a esta imagen que armoniza por arriba con la luminosidad del cielo y por abajo contrasta con la sequedad de la tierra.
Sois muy ama Bless.

Aves de buen agüero















Napol Eón


A final del mes de agosto, todo el grupo familiar iniciará el vuelo
migratorio hacia su residencia de invierno en el Norte de África.


Ronald Ugas
Espectacular fotografía. Increíble estas aves, grandes arquitectos en la construcción de su nido en un lugar tan peculiar y aparentemente inestable.

Blessingway
Un ave muy simbólica. Aunque la intervención de la mano del hombre, alterando parte de su ambiente natural, así como el cambio climático, con la desaparición de muchos de los grandes humedales y el calentamiento global, han variado las costumbres de estas simpáticas zancudas. Siempre es una gozada ver sus enormes nidos en lo alto de alguna edificación, torre o almiar. La foto preciosa, Napoleón.

Napol Eón
Es cierto que las costumbres migratorias de estas aves zancudas están variando y no se conoce bien la causa. Algunas, incluso, ni se mueven de su residencia y pasan todo el año por aquí. Sin embargo, me dicen, hay quienes esperan con impaciencia la llegada a su casa de alguna de ellas, pero éstas, ni se dignan en asomar. ¡Qué cosas!
Agradezco vuestras palabras. Muchas gracias, Ronald y Blessingway.


Si tenéis interés en conocer algo más de estas aves, mirad aquí.

Viejo roble
















Napol Eón

Lo he pensado durante un tiempo y finalmente he decidido
quedarme aquí, cerca de este viejo roble amputado,
con el que a menudo mantengo animada conversación.

Al final del verano volveré al Elís Eo y prepararé el equipo
para la próxima salida de campo, en la que espero contar,
apreciada señora Joseph Ine, con su estimable y generosa colaboración.

Y ahora, como no quiero despedirme a la francesa,
desde aquí le deseo a usted y a todos lo que esto lean,
un feliz y calido verano.

Au Revoir

Joseph Ine
Soy su edecán, usted me concedió ese honor, y espero seguir colaborándole al final del verano. Gracias.
Feliz y apacible verano también para usted, mi estimado Napol Eón.

Au Revoir.

Napol Eón
Es usted muy amable, madame Joseph Ine. Será para mí un placer disponer de su ayuda y colaboración. Le quedo muy agradecido por ello.

Una rosa roja con gotas de rocío mesetario
















Napol Eón

Esta rosa roja, que se baña todos los días en el rocío matutino,
deseo ofrecerla, especialmente, a madame Joseph Ine,
como agradecimiento a su ofrecimiento de ayuda y colaboración
en próximos eventos fotográficos.

Joseph Ine
¡Qué bien me conoce, mi estimado Napol Eón!. Sabe de mi debilidad por las flores en general, y por las rosas en particular. Sabe, también, que me producen necesaria felicidad; de ahí que agradezca su ofrecimiento, doblemente, en el día de hoy. Y aunque se encuentra lejos, en una de sus campañas, su humilde edecán y amante esposa, no le olvida. Puede ser, que esta separación sea demasiado pesada para mí: Entonces, iré a su encuentro allá en la meseta. Su empèratrize, Joseph Ine.

Napol Eón
Perdóneme la demora en responder, madame Joseph Ine. Hasta el día de hoy, no he podido ver su escrito por motivo de haber pasado unos días en el interior de un cenobio benedictino reposando de las fatigas causadas en la última campaña. Un lugar, donde el silencio es obligado y la meditación ineludible. Siendo mi único tiempo dedicado al ocio: la escucha de canto gregoriano.
Hoy, por fin, puedo comunicarme con usted pero, no obstante, debo decirle que desconozco cuando será la próxima vez que pueda hacerlo de nuevo.
También, quiero advertirle, madame Joseph Ine, que si viene usted por aquí, recibirá el abrazo más fuerte y grande que jamás le hayan dado nunca, y es posible que una vez aquí, os retenga junto a mí, no permitiendo que volváis al Elís Eo.
Espero verla pronto, mi querida Joseph Ine.

miércoles, 26 de enero de 2011

Cielo, tierra y...











Napol Eón

Silencio

Joseph Ine
Adentrarse en esa tierra es caminar sin poder soslayar el sol. O te caldea la espalda, o te baila ante los ojos, secándote la garganta. El cielo es omnipresente, y el silencio... ...El silencio te vincula más -si cabe- con la tierra y con el cielo.

Napol Eón
Tú lo sabes bien Joseph Ine. Al igual que yo, has recorrido esos caminos férvidos en los que el sol seca hasta las lagrimas y en los cuales la tierra llana se junta en el horizonte con el cielo y sientes que puedes tocar éste con las manos.

Gracias, Joseph Ine, por tu ayuda y colaboración

Josebcn
Bonita imagen Napol Eón, este paisaje me recuerda a castilla la mancha, donde es?.

Napol Eón
Un poco mas al norte. En la otra meseta. En la Comunidad de Castilla y León.
Gracias por fijarte, Josebcn.

La Torre de las Campanas











Napol Eón

Joseph Ine
Muy bonita perspectiva, Napol Eón. No es parte de un gran campanario de catedral o iglesia. Sin embargo... ¡Qué intensa personalidad cobra esa torre, en mitad de ese paisaje!

Napol Eón
Como tú sabes, Joseph Ine, es el campanario de la Iglesia de los Santos Justo y Pastor. Se trata de una iglesia excavada en la roca hacia los siglos X u XI. Y se encuentra apartada de este lugar a unos setenta u ochenta metros. La iglesia es considerada un ejemplo de arquitectura rupestre.
Muchas gracias, Joseph Ine.
Dejo aquí información sobre esta iglesia rupestre.

miércoles, 12 de enero de 2011

Helianthus annuus











Napol Eón


ama
Que simpáticas caritas nos miran. Muy bonito espectáculo. Saludos.

Joseph Ine
Me gustan los girasoles. Sí, parecen tímidas caras luminosas que siguen -casi ansiosamente- la luz del Sol, en una actitud de silenciosa adoración.

Blessingway
Uy, Napol Eón! Mañana le subo una que hice en un campo de girasoles... ¡Cómo me miraban!, con esas caritas que dicen más arriba; ¿¡Y esta loca?!, seguro se preguntaban, pero son bien amigables, jeje. La de mañana va pa' usté.

Napol Eón
Efectivamente, Joseph Ine, su comportamiento se asemeja a una reverencia con sumo respeto y amor a un ser considerado divino.
Eso -la adoración- explicaría el mirar incesante de estos mirasoles, hacia la estrella más próxima, luminosa y cálida, que nos acompaña diariamente.

Hola, miss Blessingway. Excelentes reportajes fotográficos, los suyo. Tanto el de la bella ciudad de Begur, como el de la medieval y no menos admirable población de Pals. Lugares para dejar que el tiempo pase plácidamente.

Muchas gracias apreciadas señoras, ama, Joseph Ine y miss Blessingway. Me alegra saber que os gusta “estas caritas simpáticas”.
Estoy seguro que estos girasoles callados y amigables, os están muy agradecidos por vuestras palabras.
PD: Estoy impaciente, miss Blessingway, por ver esos, sus mirasoles.

Nenúfares











Napol Eón

Le aseguro, miss Blessingway, que en el estanque donde capté estas flores que flotan, no había ni culebras ni lagartos, aunque sí, peces de colores.

Blessingway Jo, Napol Eón, ¡no se vale! Usted consigue fotos bonitas y sin ningún riesgo para su integridad física... (Ver: Sus mirasoles) Pececillos de colores...¡qué mal me lo monto! Bueno, pues le digo que muchas gracias, que me la guardo, que le voy a poner un marco y un passpartout y que voy a colgarla en el lugar donde tengo las "Les nymphéas" de mi admirado Monet. ¿Qué le parece?...

Bless Ingway

Napol Eón Será un placer que mis nenúfares compartan espacio junto a los suyos de Claude Monet.
Le quedo muy agradecido, miss Bless Ingway

Flores de agua











Napol Eón

Para Joseph Ine y todos los que gusten de las flores de agua
Joseph IneVenerado como sagrado, admirado por su belleza: el nenúfar es un pequeño e inmaculado mundo, producto de la luz, el agua y el aire. Muchas gracias, Napol Eón.
Su empèratrize, Joseph Ine.

Napol EónSiempre he admirado su belleza, pero también, y cada vez más, su inteligencia y su saber.
Gracias, empèratrize Joseph Ine

Pastor











Napol Eón

Blessingway

Sí, la imagen podría pertenecer al pasado más lejano. Sin embargo, las cosas han cambiado. (Tampoco mucho, eh!). Para protegerse de los calores agostizos -y ante la falta de un riachuelo y la cómplice sombra de un tamujal- el zagal echa mano del paraguas, y en lugar de zurrón, una mochila de marca. ¿Llevará teléfono móvil, Napol Eón?...¿Tendrá cobertura?...

Joseph Ine
De la mañana a la noche, el pastor vive una vida adaptada a su rebaño: Todo su afán, concentrado en él. Siempre cariñoso, vigilante, conocedor. Siempre en busca de nuevos pastos. Hasta que finalice la buena estación, y el aprisco los proteja de nuevo. Apacible imagen nos ha regalado hoy, Napol Eón. Gracias.

Napol Eón
Qué perspicacia la suya, miss Blessingway. Ciertamente: El zagal, ilustrado y con estudios universitarios, guarda en su mochila un terminal móvil de los llamados de tercera generación. En el cual dispone de los mapas de Google para no perderse, de música para distraerse y hasta de conexión a Internet. ¡Fíjese usted!
Y creo, que incluso tiene algún mecanismo para controlar a las ovejas.
El suyo es un oficio muy antiguo, pero hoy se realiza empleando métodos muy actuales.
Muchas gracias por fijarse, miss Blessingway.
Efectivamente, Joseph Ine. Un trabajo que requiere estar siempre en busca de nuevos pastos. Aunque estas ovejas vuelven cada noche a su aprisco.
Amables palabras las suyas, apreciada Joseph Ine Muchas gracias.

Blessingway
Carayu! que diría mi amiga Merchiña... ¡Cómo ha progresado el progreso! Mire, pues, me alegro por el zagal. :)

domingo, 9 de enero de 2011

Artilugios periclitados











Napol Eón


Dicen que los emplearon contra Napoleón.
¡Mon dieu!


Joseph Ine
Afortunadamente puede contarlo, mi estimado Napol Eón. ¿Y dónde fue que encontró esos artilugios, que yo no los vi?... Reverencia para usted. Su empèratrize.

Napol Eón
Cierto, empèratrize. Pero cuando los vi, se me erizo el vello del cuerpo, hasta que me acerque y me cercioré de que ahora no tienen ninguna utilidad. Dichosamente.
Beso su distinguida mano, empèratrize.

PD: Recuerde, Joseph Ine, esa población de La Posada Real La Casa del Abad.
Los artilugios los encontrará a la entrada del castillo.

Joseph Ine
Esta edecán está resultando un auténtico desastre. Pero como finalmente me alojé donde el Rey Sancho... Beso su distinguida mano derecha. O la izquierda. Bueno, que le beso. Uff!