Páginas vistas en total

martes, 1 de febrero de 2011

Plenilunio










Napol Eón

L'empératrice
Esta noche veía esa Luna, y ella me veía a mí. Yo le dije cosas bellas y ella me las dijo a mí. Yo le entregué algo hermoso y ella me lo entregó a mí. ¡Esa Luna es tan dulce y serena!. No pude menos que rendirme a la magnificencia de su ser.

Napol Eón
Tus encantadoras palabras han llenado mi corazón de las sensaciones más placenteras.
Gracias, empératrice.
"Te envío tres besos: uno a tu corazón, otro a tu boca y otro a tus ojos".

Interlunio
Pude llenar de estrellas tus ojos pero no ver detrás del espeso tiempo que los ocultó. No siempre estoy segura de que brillen. No sé si las has cogido. Tampoco por qué me ves tan clara. Eres aún más tierno, tanto como un niño orgulloso y ajeno.

Interlunio
¡Atrapemos algo que sea como un globito de tiempo! ¡Ahora! Un fragmento veloz del que nos suspendamos de su sentido. ¡Uy!¡Disfrutemos de eso! Me gusta el paisaje que tienes en tu cabeza. Siente tú también la fuerza del mío. Pero no te entretengas. I wish you were here amor. Empiezo yo: ¿aún brillan?

Novilunio
Anoche ha vuelto a brillar y una energía inmaterial y cósmica ha cruzado el cielo y el mar y todo de luz ha inundado. Voy presuroso, puesto, que tu deseo es mi deseo.

Interlunio
¿De verdad quieres entrar en mi jardín? (Valiente, sí que eres) Oye, el ligustro está descuidado y lo afea todo. (Vete, te lo ruego, esto ya no es lo que era) Luego el lotus que todavía se deja asolar por la cortadora de césped -es que no se entera- y las violetas de cada año aún no han asimilado su fugacidad. ¡Qué penita! Hay más y más. No obstante, si algo de esto no te espanta, entonces, dime qué hago con la ceropegia. Esta vez se ha pasado. A veces sueño con desligar sus pálidos corazones y apilarlos en montoncitos según grises, verdes y rosáceos -sería una salida- o meter sus paracaídas egoístas de sexo en un cajón para que ya no vuelvan a herirme. Créeme, lo he visto todo hasta cómo traga insectos en un tris. Como comprenderás desestimo el amor a primera vista y tengo mis razones: tanto la he mimado y apenas si conozco algo de su complejo mundo. Es que no hay derecho. La quiero toda para mí -no ser quién la mira, amor, ¿me entiendes?- Eso me tortura. ¡Ay, de mi jardín! Sólo crecen misterios. PD: Gracias por tu regalo. En cuanto te apetezca, cuéntame aquello de lo que hablamos.

Novilunio
Me atraen los jardines poblados de misterio, pero no sé que decir del ligustro. ¿Es disciplinado? Entonces colócale a la sombra. Lo del lotus me preocupa, si bien, se acostumbrará, veras. Es cuestión de tiempo. Lo de las violetas lo veo normal. Nada excepcional. ¿La ceropegia? ¡Pobre ceropegia! Debes ser tolerante con ella, tú sabes que es dada a los excesos. No tomes esas medidas tan drásticas. Ella, aún, es joven. Ea, pues, voy a contarte aquello de lo que hablamos. “Los únicos caminos de búsqueda que cabe concebir: el uno, el de que es y no es posible que no sea. Es ruta de Persuasión, pues acompaña a la Verdad; el otro, el  que no es y el  que es preciso que no sea. Éste, te aseguro, es sendero totalmente inescrutable." "Y ya sólo la mención de una vía queda: La  que es. Y en ella hay señales en abundancia; que ello, como es, ingénito e imperecedero, entero, único, inmutable y completo." Y el azar se encargará de todo lo demás. Tú, me das las gracias, sin embargo, yo, me acuso de haber “fusilado” a Parménides.
Ahora, un ósculo succionador vuela.

PD: El psiquiatra me ha dado hora para el lunes.

Interlunio
(De parte de Catulo; me pidió el favor de que lo depredara como quisiera hasta el hartazgo.
¡Dice que las personas ya no leemos a los clásicos ¿? !).

Carmen V
Vivamus, mea Lesbia, atque amemus, rumoresque senum severiorum omnes unius aestimemus assis. soles occidere et redire possunt: nobis, cum semel occidit brevis lux, nox est perpetua una dormienda. da mi basia mille, deinde centum, dein mille altera, dein secunda centum, deinde usque altera mille, deinde centum. dein, cum milia multa fecerimus, conturbabimus illa, ne sciamus, aut nequis malus invidere possit, cum tantum sciat esse basiorum. Vivamos, Lesbia mía, y amemos, que los rumores de los muy severos viejos todos juntos no valgan ni un centavo para nosotros. los soles pueden morir y renacer, una vez que muera una breve luz para nosotros, una única noche eterna nos queda dormir. dame mil besos, luego cien, luego otros mil, por segunda vez cien, después hasta otros mil, luego cien... luego cuando sumemos muchos miles, los confundiremos para no saber, ni para que algún maldito pueda envidiarnos cuando sepa que son tantos besos. PD: Lo del latín, permítemelo; así, si la traducción no suena del todo bien, tendrás la oportunidad de leer el original e inventarte lo que más te guste. Compártelo con apasionamiento o con amistad, según beneficie la ocasión. ¡El mejor fin de semana para ti!

Novilunio
VII
Tú me preguntas ¿cuantos de tus besos, Lesbia, serían suficientes para mi? Tantos como los granos de las arenas de Libia que yacen en Cyrenis de laserpicïo, entre el oráculo del ardiente Júpiter y la tumba sagrada del anciano Bato. O tantos como las estrellas que en el silencio nocturno observan los amores furtivos de los mortales. Sólo tantos besos de tu boca serian suficientes para el loco de Catulo. Tantos besos que ni los curiosos puedan contar ni las malas lenguas hechizar.
Gaius Valerius Catullus, dice y acierta: ¡Tiempo ignorante y corrompido!
El mismo deseo para ti: El mejor fin de semana.

Une partie de Campagne











Napol Eón


No hay distancia que no se pueda recorrer,
ni meta que no se pueda alcanzar.

Amélie
Estoy de acuerdo. Las barreras sólo están en nuestra mente. Bonita fotografía. Saludos.

Jellybelly
Precioso cielo... buena combinación de colores.

Napol Eón
Es un placer saber que os gusta. Saludos afectuosos.

Blessingway
Debió ser un bonito paseo. Veo unas escaleras que conducen seguramente a esa cruz. ¿Qué significado tiene ese lugar?...(Si es que lo tiene, claro). La foto te quedó preciosa, Napol Eón.

ama
Yo también quiero opinar. Me gusta el encuadre de los objetos y a pesar de estar todo el peso en la parte derecha, da fuerza al resto, una imagen muy nítida y limpia, los tonos dorados se armonizan con el resto creando un ambiente que se revela ligero cuanto mas se aleja hacia el horizonte. Felicidades porque lo que es a mi me gusta mucho la imagen, el lugar y el momento capturado. Saludos

Napol Eón
Este lugar está en una meseta con una altitud sobre el nivel del mar de 900 m. Y esa escalera nos eleva un poco más sobre el terreno y nos conduce a una especie de mirador, desde el cual se divisan alrededor de 20 poblaciones de la comarca En cuanto a esa cruz que se puede ver a la derecha de la imagen, y de la cual, según me cuenta un lugareño, es un vestigio superviviente de lo que fue, en tiempos lejanos, una ermita medieval.
En torno a ella se cuenta una historia: En tiempos remotos, una joven llamada Magdalena, -hija de un noble de la zona-, la cual, cada tarde, solía acudir a caballo al mirador para contemplar ese espacio de la llanura, entonces, vacío. En una de esas tardes de solitaria contemplación, Magdalena fue atacada por un oso y despedazada sin poder sobrevivir al ataque. Su desconsolado padre hizo levantar en ese lugar y en su honor, una ermita.
Actualmente, las parejas que se casan en esta poblacion, se fotografían junto a lo que queda de aquella ermita. Hoy, una sencilla cruz: La Cruz de Magdalena.
Merci beaucoup pour vos paroles qui ravissent moi.

La persistencia de la memoria











Napol Eón


ama
Muy maja esa calle. Me recuerda a un pueblecito que visite por la provincia de Soria. Saludos

_May_
Mañanas alegres, inconscientes, de ojos legañosos. Mañanas para no darle importancia a nada. Tardes quietas en las que corretear bajo esos soportales, ideando nuevos planes de juego, nuevas hazañas, a cual más audaz. Tardes para creer en todo, fumando cigarrillos a escondidas a la hora de la siesta. Y el implacable sol del estío haciendo chiribitas sobre las piedras de la calzada... Lluvia o nieve cayendo, en el crudo y largo invierno. Manoplas, gorros y bufandas. Carteras de cuero y zapatos "Gorila". Sueños -secretos- con alguna niña mayor...incipiente barba... Como un intangible cordón umbilical, los recuerdos nos mantienen unidos a los sitios que amamos.

Amélie
Pues a mi me ha parecido una calle en Guatemala. Saludos.

en Guatemala?
con un buzon de correos de España??? ummmmmmmmmmm

jajajajajaja
me estoy partiendo de risa a mas no poder con el comentario anterior..... Oh, que bueno!!!

Napol Eón
Hay recuerdos que dormitan en lugares recónditos de la memoria. Pero, también, palabras capaces de reavivar y mostrarlos de nuevo con una viveza tal, que parece como si el tiempo no hubiera pasado por ellos.
Al leer tu texto, _MAY_, he sentido muy próximo algunos instantes de mi infancia y juventud, transcurridos en lugar semejante al que se muestra en la imagen. En una ciudad de calle porticada con columnas de piedra, con inviernos muy fríos y veranos cálidos y secos. Una calle que recorrí decenas de veces y cuyas 192 columnas de piedra, llegué a conocer con todo detalle. Ahora tus palabras han sido capaces de avivar esos recuerdos adormecidos y me han transportado a un tiempo de infancia, que recuerdo feliz.

Gracias a quienes habéis parado por un momento, para dejar vuestro sentir bajo estos soportales.