Páginas vistas en total

sábado, 6 de marzo de 2010

A K…

















Felipe el Hermoso
Una flor silvestre, originaria del nuevo mundo y producto de unas semillas trasladadas por el navegante ¿genovés?,
para una dama del reino que me ofreció el crisantemo más hermoso jamás visto.
Debo ser cuidadoso con los nombres.
Espero que la dama en cuestión se de por aludida.

Le petit prince.
Si no, Juana se enfadará. Mas digome yo, siempre decir puede, que usted, estimado Felipe, "kuana" quiso decir, mas creo que dicha empresa fracasará en el intento... Esperemos pues... Agora Juana no lea mis líneas y no estalle la tragedia.
Saludos.

mb.
...Y digo yo, pues... ¿que se han tomado usías? ;P Bonitas fotos las suyas ilustre señor Felipe. La dama en cuestión, usease Doña Juana (la juani) ¿existe? ¿O es más bien fruto de su dilatada imaginación? lo digo con el mayor de los respectos y en términos de estricta curiosidad inocente...

La dama del reino.
Jamás un rey me regaló nada. Y hoy, el más hermoso, me regala una flor silvestre originaria del Nuevo Mundo, como yo, y así mismo enraizada en la vieja España, como ella. Una flor sencillamente hermosa. Saludos armoniosos!

Kimimita.
No dejo de mirar estas flores. No las conozco y me admira su forma. Parece que se yerguen y se desenroscan si nos fijamos en la flor de la izquierda de la imagen... ¡qué maravilla!

Felipe el Hermoso.
No hay motivo de enfado, príncipe. La J está al lado de la K, y errare humanum est.
mb: solo tenéis que mirar al pie de las imágenes anteriores y veréis que existe.
Gracias discreta dama del reino, celebro que os guste esta humilde flor traída de allende los mares.
Desconozco el nombre de esa planta, el almirante no me informó.
Saludos festivos.

Genoveva de Brabante.
Muy señoras y muy señores míos: nos encontramos delante de un luminoso jazmín del cielo. La imagen, un verdadero festín. Os dejo pronto para volver a veros más presta. Ofrezco a vmds. mis respetos.

Juana l.l
Ni cuidadoso ha de ser, esposo mío. Y no temáis, que no me enojo. Estáis en lo cierto: la J está al lado de la K... La dama del Reino tiene unos jazmines del cielo, pero yo tengo vuestro AMOR y Vós tenéis el mío. Y contra eso no ha podido ni la propia muerte. ¿Pero alguien duda de mi existencia?...
¡Feliz día!

Felipe el Hermoso.
Cuan hermosas y sabias son vuestras palabras, mi reina. Vuestra bondad y generosidad no encuentra limites. Permitid que repita que mi amor por vos es cada día mayor. Sois la luz que me orienta y guía. Beso vuestros pies con cariño, admiración y respeto.

¡Feliz jornada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario